Maestría en Seguridad y Defensa Nacional, inicia ciclo de conferencias con la Agregaduría de Inglaterra.

dd

 

Esta semana la Escuela Superior de Guerra, dio inicio al ciclo de conversatorios académicos titulado “Perspectivas y responsabilidades políticas sobre los retos en Seguridad Nacional Contemporánea” (UK Perspectives and Policy Responses to Contemporary National Security Challenges, ofrecido por la Agregaduría del Reino Unido para los alumnos de la Maestría en Seguridad y Defensa Nacionales.

Las conferencias, que se llevarán a cabo en la Escuela de Misiones Internacionales y Relaciones Civiles y Militares, serán dictadas por el doctor internacionalista Matt Ince, analista del Royal United Services Institute (“RUSI”, por sus siglas en inglés), un instituto de investigación de defensa británico.

Con el propósito de intercambiar experiencias entre los dos países y ampliar los conocimientos en asuntos de seguridad y defensa nacional ligados al terrorismo, los alumnos de la Maestría atenderán temas como las medidas de protección empleadas por el Reino Unido contra las amenazas, la salvaguardia en el ciberespacio, preparación para emergencias y la prevención del conflicto en países débiles.

En la primera de las charlas realizada este jueves 12 de septiembre, se habló sobre el terrorismo islámico y la forma cómo el Reino Unido ha abordado ésta problemática desde los sectores de defensa, seguridad e inteligencia nacional.

Para el analista Matt Ince, el terrorismo islámico pretende establecer un nuevo orden mundial y hacer daño a la población civil. Por su alcance global, se convierte en una amenaza a la seguridad internacional que en la actualidad se nutre de otros grupos terroristas como Al Shabaab, en Somalia.

Dentro de las amenazas que se han identificado en el Reino Unido, está el creciente número de personas que simpatizan con las ideologías de Alqaeda. Según el doctor Ince, estos seguidores han ayudado a financiar y organizar ataques terroristas en todo el mudo, camuflando sus donaciones en otros fines que aparentemente no están vinculados al objetivo de Alqaeda. “Se trata de terroristas solitarios que se inspiran en los sermones de los grupos extremistas”, advirtió.

A partir del ataque perpetuado por Al Qaeda en 2005, el Reino Unido entendió que no estaba preparado para afrontar la amenaza del terrorismo internacional. Desde entonces, todos los organismos de ese país, incluidas las Fuerzas Militares, se pusieron en marcha para diseñar un plan estratégico que combatiera el fenómeno desde dentro y fuera de sus fronteras.

Esta estrategia sustentada en Perseguir, Prevenir, Proteger y Prepararse (las cuatro “P”) busca enfrentar el fenómeno desde varios ámbitos. El primero de ellos, sustentado en la Persecución, ha aumentado las operaciones de inteligencia buscando la interrupción de las actividades terroristas a través de la creación del Centro de Análisis Conjunto. Por otra parte, se han revisado las leyes concernientes al terrorismo vigentes desde el año 2000 y adaptadas en el 2006.

El segundo punto, la Prevención, enfrenta la radicalización de ideas desafiando las teorías terroristas. Para ello, se emplean recursos de apoyo a los grupos más vulnerables y a los sectores que pueden llegar a ser un semillero de pensamientos violentos como las escuelas y universidades. Otro de los aspectos a tener en cuenta en este punto, es la labor que cumple la Policía especializada del Reino Unido para evitar que los apologistas entren al país.

 

dd

 

El analista inglés Matt Ince, habló sobre las nuevas amenazas a la seguridad internacional

El tercer aspecto, concerniente a la Protección civil, pretende reducir la vulnerabilidad mejorando las estructuras internas de seguridad y defensa ciudadana. Este trabajo se realiza también en zonas fronterizas del Reino Unido donde emplean un escáner especializado capaz de detectar cargas sospechosas que entran al país. En este punto, el papel de sus Fuerzas Militares ha sido fundamental en la salvaguardia de todos los ingleses, sobre todo en sectores que, por sus infraestructuras, resultan más susceptibles a ataques terroristas.

Por último, la preparación para afrontar y mitigar de manera rápida y efectiva los ataques que no se pudieron evitar, es el final de la cadena en donde se establecen los roles de cada organismo del Estado para la toma de decisiones en momentos de crisis de seguridad.

Para finalizar, el analista Ince explicó a los alumnos de la ESEGUE,  el trabajo conjunto llevado a cabo entre las Fuerzas Militares del Reino Unido y organizaciones internacionales en la lucha contra el terrorismo mundial, a través de la neutralización de grupos y actividades que ponen en riesgo la seguridad de los civiles.

En definitiva, las estrategias establecidas por el Reino Unido, han arrojado según Ince, resultados positivos en su país que se han visto manifestados en eventos como las Olimpiadas de Londres 2012, donde no se presentaron incidentes relacionados con grupos terroristas.

No obstante, el fenómeno sigue siendo un desafío para los países de todo el mundo, pues según demuestran las cifras, grupos como Al Qaeda, se han venido posicionando recientemente en Estados fallidos y gobiernos ineficaces, sobre todo en el continente africano.

Este ciclo de conferencias se extenderá hasta el próximo 24 de octubre.