Reclutamiento de Menores

  • El Meta, en riesgo por reclutamiento de menores de las Farc y Bacrim

     

Fotografías y videos de menores en las filas de las Farc han sido hallados en campamentos.

Foto: Archivo

 


25 de Abril de 2011

  • Defensoría del Pueblo pide comité contra reclutamiento. 

 

Sandra (el nombre ha sido cambiado para proteger la identidad de la menor), una adolescente de 15 años, no pudo con el cargo de conciencia al imaginar el desastre y el dolor que causaría si cumplía con la orden de instalar explosivos en una base militar en La Macarena y prefirió escapar de la guerrilla.

La orden, que había sido dada por los cabecillas del frente 'Felipe Rincón' de las Farc y buscaba un desenlace fatal para generar el caos entre las tropas y la población, tenía que ejecutarla con otros menores que, como ella, habían sido reclutados en el sur del Meta cuando sólo tenían entre 11 y 12 años.

El día que a Sandra la reclutaron acababa de cumplir 11 años y asistía a las clases en la institución educativa de la vereda. Sin embargo, la presión y la frecuencia con la que los guerrilleros comenzaron a rondar el plantel y la casa de su familia la obligaron a alternar los libros con las armas y el peligro.

Al tiempo que en el colegio aprendía ciencias sociales y castellano, en la guerrilla comenzó a recibir instrucción sobre explosivos y vigilancia de tropas del Ejército en el área.

La historia de Sandra está en los registros de reclutamiento de menores de la Defensoría del Pueblo y se convirtió en uno de los soportes del organismo para emitir una de las alertas sobre reclutamiento de menores este año en el Meta.

De hecho, un revelador informe sobre el reclutamiento de niños y jóvenes en Meta, Guaviare, Vichada y Guainía, indica que 15 de los 29 municipios del Meta están en riesgo por reclutamiento de las Farc y de las bandas criminales 'Libertadores del Vichada' y 'bloque Meta'.

Las advertencias de la Defensoría revelan que, para sustituir a los guerrilleros abatidos en combates y enfrentar las operaciones del Ejército en Lejanías, Uribe, Mesetas y El Castillo, las Farc continúan reclutando a niños y adolescentes. Es más, el campanazo por el riesgo retumbó en Granada y San Martín.

"En especial situación de riesgo se encuentran 4.883 niños y niñas entre los 13 y 17 años, 1.762 en San Martín, y 3.121 en Granada", dice un aparte de la nota de seguimiento al informe de alerta que sigue vigente.

Otro informe de riesgo emitido este año alerta a las autoridades de Puerto López y de Puerto Gaitán. Allí, se precisa que grupos armados ilegales tienen en la mira a 3.918 niños y adolescentes, y hace énfasis en que 500 de los menores en peligro de reclutamiento son indígenas, población protegida por tratados internacionales y por la Corte Constitucional.

Pero el informe va más allá, revela que en la cuenca del río Guaviare, los menores de Mapiripán, Puerto Concordia, en Meta, y San José del Guaviare, algunos de ellos indígenas, corren peligro porque son utilizados como guías por los violentos en sus procesos de expansión en la región.

Para la Defensoría es claro que la falta de presencia institucional y de inversión en procesos de reconstrucción del tejido social convierten a los menores en una población vulnerable al reclutamiento forzado.

Si bien este drama afecta a la Orinoquia, en el caso de Cumaribo (Vichada) la Defensoría precisa en una nota de alerta que los jóvenes que logran terminar el bachillerato no tienen posibilidades de avanzar en su formación técnica o profesional y que la oferta del Sena no satisface las necesidades.

El párroco de Cumaribo, Leima Quiroga, denunció en una audiencia defensorial sobre reclutamiento forzado de menores que allí los internados no tienen cerramientos entre la sabana, que hay colegios con sólo tres profesores para seis grados y que los padres no saben cómo evitar que las tentaciones del narcotráfico se lleven a sus hijos.

 

  • ¿Por qué las Farc reclutan niños?

 

Los estudios sobre reclutamiento de menores indican que las Farc utilizan esta estrategia desde hace 50 años. No en vano, según el informe de la Defensoría del Pueblo, esa guerrilla es responsable de 72 por ciento de los 484 casos registrados entre 1998 y el 2012.

Para el comandante de la Fuerza de Tarea Omega del Ejército, general Jaime Lasprilla, que el lunes lanzó una campaña contra el reclutamiento de menores llamada 'No más infancia para las Farc, esta guerrilla recluta niños porque le permite sostenerse en el tiempo en el conflicto.

"Los niños son fáciles de manipular y de moldear y les da sostenibilidad en el tiempo. Es más fácil reclutar a un niño que buscar a un adulto que ya tiene otra perspectiva de la vida", dice el oficial de la Omega.

Lasprilla afirma que las Farc se "muestran como los Robin Hood" y se aprovechan de que los menores sienten atracción por las armas, quieren salirse del control familiar, buscan mayor libertad y les ofrecen incentivos económicos con los que no cuentan en sus familias.

Según registros del Ejércitos, con base en entrevistas a desmovilizados que superan los 30 años, el pico más alto de reclutamiento de menores ocurrió en los años de la antigua zona de distensión.

 

  • Las Bacrim también reclutan

 

Dos menores de 11 y 17 años desaparecieron de la invasión La Esperanza, en Granada, a comienzos del 2012. Según registros del Ministerio Público, los dos habrían sido reclutados por 'Careniña', un joven sicario de la banda criminal 'bloque Meta', capturado por la Policía en junio.

A pesar de la denuncia en la Fiscalía, nada se sabe de la suerte de los menores.

También hay registros de una supuesta escuela de entrenamiento entre Puerto Gaitán y Cumaribo, adonde las bandas llevan a menores reclutados en Villavicencio y Granada.

 

  • Organismos y autoridades piden comité contra reclutamiento

 

Un total de 32 recomendaciones a los organismos y autoridades que tienen competencia para frenar el reclutamiento de menores presentó la Defensoría del Pueblo al Meta, Guaviare, Vichada y Guainía.

A la Fiscalía, por ejemplo, le pide fortalecer los procesos de investigación judicial que permitan identificar y capturar a los reclutadores.

A la Unidad de Atención y Reparación de Víctimas, garantizar que declaren el reclutamiento forzado ante las autoridades.

Y a las gobernaciones del Meta, Guaviare, Vichada y Guainía, instalar y poner en marcha un comité departamental de prevención del reclutamiento de niños y adolescentes, que debe coordinar acciones con los municipios en riesgo.